• Foto 1 de 6
    Lucas Delfino.
  • Foto 2 de 6
  • Foto 3 de 6
  • Foto 4 de 6
  • Foto 5 de 6
  • Foto 6 de 6

"Ya no tenemos intendentes rehenes por 10 metros de cordón cuneta"

Texto: Bruno Poggi. Fotos: Milagros de la Torre.

Lucas Delfino es subsecretario de Asuntos Municipales, una oficina que depende del Ministerio del Interior de la Nación. Por arriba, tiene a la secretaria del área, la chaqueña Aída Ayala y, un poco más alto, a Rogelio Frigerio, su mentor en la política y uno de los funcionarios con mayor visibilidad de la gestión de Mauricio Macri. Sobre los primeros meses del gobierno de Cambiemos, el municipalismo, el futuro de la Federación Argentina de Municipios y su pasado (y futuro) como candidato a intendente de Hurlingham, Delfino dialogó con seccionesbonaerenses.com en su despacho de Alem al 168:

-Se le reconoce a Frigerio ser el garante de la gobernabilidad en los convulsionados primeros meses de la gestión nacional. Su relación con la liga de gobernadores abrió el juego en el Congreso, ¿cómo es la articulación, en cambio, con los intendentes?

-Primero quiero marcar que el Ministerio del Interior recuperó el rol político que tuvo históricamente. En los últimos 8 años, (Florencio) Randazzo estuvo más abocado a lo que tenía que ver con la documentación y el transporte, pero Rogelio le devolvió este lugar de encuentro. Los gobernadores e intendentes son socios y hoy el desarrollo político general y territorial de Latinoamérica va hacia darle más autonomía a los gobiernos locales. Nosotros tenemos que acompañar ese proceso. El diálogo con los gobernadores fue importante para acompañar las leyes importantes que se consiguieron en las cámaras, pero sólo fue un punto de partida. Ahora es el momento de empezar a presentar los nuevos proyectos de obras que, sin dudas, va a ser el más importante en los últimos 50 años del país.

-Supongo que se respira un poco de satisfacción por esa primera tarea cumplida…

Sí, más allá que es un enorme y arduo trabajo, nosotros tratamos con 1300 intendentes y 23 gobernadores. La satisfacción se siente al ver que las cosas se van logrando. ¿Quién iba pensar que el Presidente iba a estar recorriendo las provincias con los gobernadores alineados al gobierno kirchnerista? Hoy es normal verlos inaugurando obras. Esa política necesitaba un liderazgo como el de Macri.

-¿Y cuáles son los reclamos que los intendentes traen a la Secretaría?

-Nosotros alineamos gran parte de esas demandas con las ideas de gestión que tenía el Gobierno nacional. Eso es tener tres prioridades claras que son agua, cloaca y vivienda. Rompemos con el paradigma de la relación tóxica de intendentes a los que se los tenía rehenes por 10 cuadras de cordón cuneta. El Estado nacional se tiene que hacer cargo solo de las grandes obras de infraestructura. Son metas ambiciosas, pero necesarias para Argentina para dar igualdad de derechos.

"Ya no tenemos intendentes rehenes por 10 metros de cordón cuneta"
Lucas Delfino.

-En ese sentido, ¿por qué Cambiemos apuesta a la renovación en la Federación Argentina de Municipios, comandada históricamente por el peronista Julio Pereyra (Florencio Varela)?

-Nos parece importante como instrumento para debatir sobre municipalismo en nuestros país. Creemos que para la Argentina que viene, los municipios van a tener un rol central y para eso la Federación no tiene que estar politizada, sino ser un instrumento importante en la mesa de debate. En los últimos años no ha servido. Si yo te pregunto por las grandes obras de la FAM en los últimos 12 años, no lo sabemos. Y no es que la legitimemos nosotros. La FAM está creada por ley desde 1997, tiene un reconocimiento en Latinoamérica y tiene que estar alineada con una lógica y liderada por una persona surgida del consenso. Antes era un grupo cerrado que dirigía sus autoridades a dedo.

-¿Cuáles son los nombres más potables para liderarla?

-Hay nombres que están sonando y, por el peso propio que tienen, están capacitados para estar dentro de la terna. Ramón Mestre (Córdoba), Gustavo Saénz (Salta) y, dentro de la provincia de Buenos Aires, Jorge Macri (Vicente López) viene siendo un intendente importante con arraigo. Al igual que Nicolás Ducoté (Pilar) u Horacio “Pechi” Quiroga (Neuquén), que tiene un municipio con las cuentas ordenadas.

-Pero Saenz fue candidato a vicepresidente de Sergio Massa y responde al Frente Renovador…

-Es que estos son los nombres propios que tendrían que estar en una mesa de debate por las características de las ciudades que manejan y por sus capacidades. No digo que uno u otro tenga que ser el presidente, pero están legitimados para ostentar ese cargo. Incluso hay intendentes del Frente para la Victoria que podrían serlo.

"Ya no tenemos intendentes rehenes por 10 metros de cordón cuneta"
Lucas Delfino.

-Usted buscó ser intendente, también, en Hurlingham. ¿Qué quedó de aquella experiencia?

-Fue mi primera candidatura como intendente, con un enorme trabajo territorial, muy austero. Y vamos a seguir trabajando en ese sentido. Creo en los gobiernos locales y uno quiere hacer política en su distrito. Yo nací, me crié y vivo ahí y creo que se puede plantear el destino del partido desde otro lugar. Este rol nacional me abre la cabeza y me hace conocer herramientas que espero poder llevar a Hurlingham cuando sea intendente o concejal.

-Eso significa abandonar su posición actual en la estructura del Gobierno nacional. ¿Podrá hacerlo?

-Yo soy una persona orgánica dentro de la política. Si el presidente, la gobernadora o el ministro Frigerio considera que puedo aportar más en otro cargo, o en otro lugar, no tengo problema de hacerlo. Pero mi vocación es encabezar la lista de concejales en Hurlingham y, llegado el caso de ser electo, no existiría incompatibilidad entre ambos cargos, obviamente que prescindiendo a la dieta legislativa.

-¿Cambió algo tras la caída de Luis Acuña tras una década de gobierno? ¿Qué opinión le merece la nueva gestión de Juan Zabaleta?

-Lamentablemente para los vecinos de Hurlingham no cambió mucho, seguimos con los mismos problemas de inseguridad, de salud y de infraestructura. A pesar que desde el Gobierno nacional nosotros avanzamos las obras no le va a dejar de llegar la obra pública al distrito por la rivalidad política. Son cuatro meses de más continuidad que cambio. No hay medidas de fondo que muestren que vaya ser de otro manera. Por eso, lamentamos que el presidente del Concejo Deliberante, y sus concejales, no tengan vocación de diálogo.

Entrevista realizada el miércoles 27 de abril de 2016 en las oficinas del Ministerio del Interior de la Nación, Alem 168, Ciudad de Buenos Aires.

Envíe su comentario
También
.