• Foto 1 de 7
  • Foto 2 de 7
  • Foto 3 de 7
  • Foto 4 de 7
  • Foto 5 de 7
  • Foto 6 de 7
  • Foto 7 de 7

Guadagni: "No me queda clara la política energética de este Gobierno"

Texto: Bruno Poggi (@poggibru). Fotos: Milagros de la Torre.

Alieto Guadagni es un contador público egresado de la Universidad de Buenos Aires que a lo largo de los años ocupó importantes cargos en la administración pública: entre 1968 y 1970 y entre 1987 y 1991 fue ministro de Economía y Obras Públicas de la Provincia y fue, además, electo dos veces como secretario de Energía de la Nación. La última, durante la presidencia de Eduardo Duhalde. Además, publicó largos trabajos sobre Energía y Educación y es, por lo tanto, una voz autorizada, aunque no exenta de críticas, para brindar un diagnóstico detallado del panorama energético nacional. Lo hizo ante seccionesbonaerenses.com en esta entrevista exclusiva:

- Es julio, pleno invierno argentino, y más de 80 mil personas aún sufren cortes de luz prolongados en el área metropolitana…

-No debería sorprendernos. Desde el año 2002 y 2003 que se vienen sucediendo este tipo de cortes. En todo ese tiempo, en términos de cantidad y duración, se deben haber multiplicado entre cuatro y diez veces en lo que refiere a Edenor y Edesur. El nivel de inversión en la generación y la distribución fue mínimo. No son ninguna novedad y cada año fue peor que el anterior.

-¿Por qué distingue en esos años al inicio de la problemática? ¿Qué pasó?

-Comenzó el desbarajuste del sector energético argentino. Yo, en el 2007, advertí que se nos iba acabar la era de la energía abundante, exportada y barata y que en breve plazo íbamos a entrar en una era de energía importada, cara y escasa. Por ejemplo, el gas en el mundo representa el 25% del consumo total en la mayoría de los países. En Brasil o Chile no pasa del 10 o 15 por ciento. En Argentina, es el 52%. La matriz es gasífera ¿y que ha pasado? Perdimos la mitad de las reservas desde el 2003 para acá. Y en ese año, la producción era 20% superior a la de ahora. Tanto es así que, hoy, de cada 3 metros cúbicos de gas que consumimos, 1 viene de afuera. Es una situación sumamente crítica.

-¿Es la falta de inversión la causa de este escenario?

-La situación responde a muchas variables. Incluso hasta la de la corrupción. Durante la época kirchnerista, las mayorías áreas petroleras se las dieron a amigos del poder. Piense usted que en Santa Cruz, en el año 2006, la provincia licitó 14 áreas petroleras. La superficie de estas áreas son 7.200 millones de hectáreas, la cuarta parte de la Provincia de Buenos Aires. ¿Quiénes se llevaron las 14 áreas? Siete Lázaro Báez y siete Cristóbal López. Y ninguno invirtió.

Guadagni: "No me queda clara la política energética de este Gobierno"

-¿Hizo algo bien el kirchnerismo en materia energética?

-Ojalá pudiéramos encontrar algo bueno. Un gobierno que perdió cinco años con una idea loca: Néstor Kirchner y el señor (HugoChávez se enamoraron del gasoducto desde Puerto Ordaz, en Venezuela, un gasoducto que era un disparate total.  Era imposible que cruzara la cuenca del Orinoco, del Amazonas y la del Plata. Y después, le dieron un golpe de gracia a YPF al venderle la cuarta parte de la empresa petrolera más importante a un señor sin experiencia en el área, a un señor que armó una sociedad en Australia y que compra sin poner un peso, el Grupo Petersen. Descapitalizaron YPF totalmente, porque pagaron la compra con el 90% de la distribución de utilidades cuando ninguna empresa petrolera en el mundo reparte más del 40%. Ese fue otro golpe de gracia.

-¿Pueden el reajuste en las tarifas y la reeducación del consumidor desacelerar este proceso y darle espacio a la  inversión?

-Esperemos que sea así. A mi juicio no se eligió el mejor camino y se han cometido errores institucionales muy grandes. Por ejemplo, la violación de la ley. Este Gobierno ha violado la ley porque en los Entes Reguladores, que son las piedras fundamentales del proceso energético argentino, ningún director puede provenir de un sector que haya tenido intereses directos o indirectos en el negocio. Y este Gobierno ha nombrado como interventor a una persona, de cuya honestidad no voy a dudar, que hasta el 10 de diciembre era el presidente de la principal empresa distribuidora del país (por David Tezanos, ex director de Metrogás y actual interventor del Enargas).

-Entonces, no hay optimismo.

-Hay más confusión que optimismo.

-¿Y qué dice la academia?

-La academia dice que un país puede tener un sistema energético eficiente si los precios de las tarifas cubren los costos. La discusión es cuáles son los costos. En este momento, las tarifas eléctricas están por debajo de los costos. Pero al mismo tiempo, le digo que el precio del petróleo está arriba de los costos. Hoy los productores petroleros argentinos están vendiendo el petróleo a 67,5 dólares,  cuando el precio internacional de Western Texas está en 42. Se están embolsando más de 3.500 millones de dólares por año, que es más que toda la Asignación Universal por Hijo. Y por eso hoy la Argentina tiene un gasoil sumamente caro. Porque acá lo que es importante es el gasoil, no la nafta. Por cada litro de nafta se consumen un 1,6 litros de gasoil. Y los transportistas lo pagan el doble que en Bolivia y 50% más caro que en Paraguay y que Chile. Esta es una situación difícil de explicar. Hay un subsidio tremendo a favor de las petroleras. Y de eso poco se habla.

-¿Cómo se puede revertir?

-Depende a qué política energética quiere apuntar, a una que favorezca al bien común u otra que lo haga a intereses sectoriales

Guadagni: "No me queda clara la política energética de este Gobierno"

-¿Y este Gobierno qué política energética tiene?

-No me queda clara. Me gustaría ver mejor capacidad técnica en la visión estratégica del problema. Yo no creo que los gerentes de empresas estén inhabilitados para la función pública, pero lo que es un riesgo es que toda la función pública esté en manos de gerentes de empresas.

-¿Conoce a Juan José Aranguren, qué opinión le merece su desempeño al frente del Ministerio de Energía?

-Es una persona muy honesta. El no tiene ninguna inhabilidad jurídica para estar en el cargo.

-¿Era inevitable el tarifazo que propuso?

-En el mes de diciembre, si un porteño pagaba 1 por el gas, un chileno pagaba 10 y un brasilero, 15. Y a no rasgarse las vestiduras. Cuando un porteño pagaba 1 por electricidad, un tucumano pagaba 6, y un cordobés, 7. El grueso de los subsidios se concentró en la Ciudad de Buenos Aires y en los partidos del Conurbano, donde vive la tercera aparte de la población. El interior ha pagado tarifas eléctricas, no el doble que usted o yo, sino 5 o 6 veces más.

-¿Si uno está en remera y descalzo está consumiendo de más, como propuso el presidente Macri?

-Sí, pero me gustaría que el Gobierno tome medidas con el gasto excesivo en publicidad. ¿Por qué la 9 de julio tiene que estar con tremendos carteles encendidos toda la noche? Eso es mucho más importante que andar descalzo. No hay una vocación por la conservación de energía.

-Finalmente, ¿asoma en el horizonte el autoabastecimiento energético?

-Argentina va a tener problemas muy grandes para lograrlo y va a tener que hacer un gran esfuerzo. La situación es muy crítica en materia de generación eléctrica, por ejemplo, el consumo desde el año 2003 aumentó el doble que la potencia instalada. Nosotros tenemos un déficit de potencia instalada muy grande. Se necesitan 20 mil millones de dólares por año de inversión. Y hoy sólo se invierte la cuarta parte de eso.

Entrevista realizada en el domicilio particular del señor Alieto Guadagni, en la Ciudad de Buenos Aires, el jueves 28 de julio de 2016.

Envíe su comentario
También
.