Un funcionario bonaerense, a cargo del cuidado de animales, en la mira por ser cazador furtivo
Améndola, con arma a mano.

Un funcionario bonaerense, a cargo del cuidado de animales, en la mira por ser cazador furtivo

10.2.2021. Un funcionario dependiente del ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires está en la mira de empleados que prácticamente no toleran más sus atropellos constantes y las medidas administrativas que adoptó y que terminaron perjudicando el funcionamiento de distintas áreas.

En su afán de mostrarse activo, el funcionario señalado utiliza su perfil de Facebook para dar cuenta de ese fin.

Quienes lo conocen desde que asumió, sostienen que “hace alarde de su amistad con (el Jefe de Gabinete de la Nación) Santiago Cafiero y del amplio arco político de la ciudad de La Plata”, en la que no pasa desapercibido que “cuenta con el respaldo de un director macrista”.

Es soberbio, a tal punto de que se muestra ser un orgulloso portador de una pistola calibre 45 mm”, sostuvo una fuente cercana al funcionario en cuestión: Hernán Améndola.

Según comentan en las dependencias que sabe visitar, Améndola “no tiene ningún apego a la política y siempre nos recalca que cuenta con el respaldo de senadores, diputados y concejales de La Plata, especialmente del peronismo, pero que con los macristas tiene una relación especial”.

De acuerdo a lo indicado por el funcionario en cuestión en su perfil de Facebook, está a cargo de la Estación de Cría de Animales Silvestres (ECAS), un organismo ubicado en la ciudad de Berazategui, en el límite con La Plata.

Precisamente, las broncas dentro del ministerio se centran en lo que decidió Améndola respecto al ECAS: “Desmanteló y cajoneó lo mejor que tiene, como lo es su área educativa”.

Con el área educativa se realizaban visitas guiadas gratuitas destinadas a estudiantes y visitantes de toda la Región Capital y ciudades del Conurbano”, agregaron las fuentes del lugar, para luego indicar que “impulsó cambios fuera de la ley que nunca nadie se atrevió a hacer, como ser poner a docentes y administrativos a cortar el césped y limpiar jaulas de animales enfermos”.

Al respecto, voceros ministeriales que conocen el desempeño de Améndola aseguran que “se considera un conservacionista de animales, pero en la prácticaes un cazador furtivo”.

 

Envíe su comentario
.